lunes, 23 de agosto de 2010

Uno de las principales problemas por los que debe afrontar la mujer es llegar a una edad madura y notar que ciertas líneas empiezan a aparecer en su piel. Unas líneas pronunciadas que no solo marcan el paso de los años, sino se acrecientan aún más por las tenciones, el trabajo y el estrés de una vida diaria.

Pero estas temidas arrugas que a toda mujer pasados los cuarenta nos afecta tienen hoy en día una solución, algunos son tratamientos a base de cremas especiales para cada tipo de piel. Es preciso consultar con una buena profesional antes de someternos a cualquier tratamiento, ya que el mal uso de una crema o el uso de una crema que no es apropiada podrían incluso, acelerar el proceso de envejecimiento cutáneo.

En algunos casos y esto según el tipo de piel, una mujer puede emplear cremas después de los 25 o 30 años de edad, otra razón a tener presente es el deterioro cutáneo, en tanto a los hábitos que perjudican la piel, como la excesiva exposición al sol, la mala alimentación, el tabaquismo, entre otros, todos factores que aceleran la aparición de arrugas.

También es muy importante saber elegir una crema antiarrugas adecuada, se debe partir de la base fundamental: el biotipo cutáneo, es decir el tipo de piel grasa o seca. Para una piel grasa se recomienda el uso de coloides (gel) que son más ligeros que las cremas y por consiguiente tendrán una mejor penetración y no provocará efectos indeseados. En el caso de tener una piel grasa, Si en cambio, tenemos piel seca, es importante que la crema sea más densa para que equilibrar el PH natural e hidratar la piel.

Antes de iniciar un tratamiento con cremas es necesario realizar una exfoliación (superficial o peeling) según el tipo de piel y el estado en el que se encuentre, para remover las células muertas e impurezas, y así la piel tenga mejor penetrabilidad del producto.

Los peelings mecánicos también son una buena herramienta para paliar las arrugas, conjuntamente con otros tratamientos estéticos que involucren aparatología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario