jueves, 1 de junio de 2017

Las mujeres seguimos creyendo que normalmente los hombres sólo pueden tener la piel mixta, grasa o sensible, y esto es una idea equivocada.

La sequedad en la piel masculina existe y se debe sobre todo al paso de los años y a la pérdida paulatina de la capa gruesa y generosa en lípidos que tiene por naturaleza. Para muchos también se debe a su condición hereditaria de tener la piel seca. Otra causa común de esa sequedad cutánea es vivir en ambientes propicios a resecarla, como son los ambientes cerrados y poco ventilados, aires acondicionados, aviones, etc.

El problema con este tipo de piel es que tiende a arrugarse más, y más temprano que los demás tipos. Le falta grasa en el manto hidrolipídico que protege la piel naturalmente. Eso se traduce en sensación de tirantez, deshidratación, arrugas, incluso picor en casos extremos.

Las pieles secas merecen especial cuidado, se debe utilizar cosmética indicada para pieles secas: texturas más ricas y con un aporte nutritivo que desechan las pieles a tendencia grasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario