lunes, 1 de febrero de 2016


El prp es un tratamiento novedoso de última generación que laboratorios como http://proposit.es ya hace un tiempo que están produciendo y distribuyendo entre aquellas personas que quieren someterse a un tratamiento para quitarse algún año de encima. Pero estos tratamientos han evolucionado mucho desde la antigüedad. En la antigua Roma las mujeres utilizaban aceites y maquillaje basado en plomo y otros minerales para dar ese aspecto diferente, aunque también se solía hacer maquillajes elaborados mediante tierra rojiza.

En el antiguo Egipto había un culto generalizado en torno a la belleza, el caso más famoso es en el tema de la momificación, en el que el cuerpo debería mantenerse en buen estado durante toda la eternidad. Pero en la vida normal los egipcios utilizaban colores de tonos fuertes, como el negro, para resaltar los ojos, después utilizaban el color ocre para pintarse los labios. Estos materiales estaban creados a partir del óxido de hierro.

Hoy en día los tratamientos de belleza y los cosméticos ya no solo pasan por maquillajes pasajeros, sino que en la actualidad existen tratamientos permanentes que transforman el aspecto e intentan rejuvenecer el aspecto físico quitando años de encima a las personas que quier
an hacerlo.

En el caso del plasma rico en plaquetas es un tratamiento de última generación y además completamente natural, por lo que es importante saber que es muy complicado que se produzca un rechazo por parte del cuerpo. Es una clara prueba de la evolución de que los tratamientos de belleza han evolucionado, aunque no solo ha sido el cambio de mentalidad surgido con los siglos, sino que el avance de la tecnología es lo más importante a la hora de diseñar un tratamiento eficaz, barato y además que sea lo más saludable para el cuerpo, es decir, que no se produzca ningún rechazo y que el cuerpo pueda asimilarlo lo mejor posible.


Por este motivo este compuesto de prp se trata de una de las evoluciones más naturales que existe, ya que aprovecha el propio plasma que produce el cuerpo para producir ese plasma enriquecido necesario para dicho tratamiento, además no es tóxico ni dañino para el cuerpo. En el caso de algunos cosméticos de la antigüedad que estaban compuestos por elementos que a largo plazo podrían resultar venenosos y en algunos casos provocaban problemas de salud e incluso en muchas ocasiones podrían provocar hasta la muerte, como es el caso del plomo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario