lunes, 19 de mayo de 2014

La llegada de un bebé a casa es muy emocionante para una mamá, sobre todo si se es primeriza. Cuando se está embarazada durante la gestación, de forma inconsciente se suele imaginar a quien se parecerá más de los dos progenitores. Como norma general, se suele visualizar la carita, las manitas, y el cuerpo en general, con esa sensación de si se parecerá a su pareja amada, o incluso a sí misma. Todo es ilusión, sobre todo cuando se debe preparar todo lo necesario para la llegada del bebé a casa.

MIL PREGUNTAS DE LA MAMÁ ANTE LA LLEGADA DE SU BEBÉ
 
Las preguntas surgen de forma constante en la cabeza, además serán de las más diversas y variadas cuestiones, sobre su salud, estará bien, seré una buena madre, cómo se llamará e incluso, que ropita se debe comprar y de qué color, ¿será niño o niña? Y ¿el dormitorio con cuna o camita pequeña? La llegada del bebé a casa se espera con una gran alegría, así que parece que falta incluso tiempo, a pesar que se tienen varios meses por delante para irse preparando.



Los familiares en esta etapa en la que se está embarazada suelen estar más pendiente de la mamá, ya que como norma general, en estos meses se puede sentir más cansada de lo que se está en cualquier otra época de la vida. Por ello, la importancia de tomar una alimentación sana, variada, rica en frutas, verduras y alimentos frescos es imprescindible. Además para estar saludable, se deben prescindir de todo tipo de de grasas, y sobre todo no comer muchos dulces, que sólo aumentarán en peso sin aportar nutrientes al organismo y a su bebé. Y como no, nunca debe faltar beber la suficiente agua para sentirse realmente hidratada, tanto ella como su pequeñín.

La ropa que se debe comprar la mamá deberá ser siempre ancha y cómoda, que nunca apriete la barriga demasiado, así se tendrá la seguridad de sentirse más cómoda. Al igual que no utilizar zapatos de tacón que pueden provocar una mala caída que pueda causar alguna lesión de importancia para ambos. Y como último consejo, cuando se tome sol en la playa, no se debe olvidar cubrir la barriga de los efectos nocivos del mismo, que como bien es sabido, los rayos llegan con mucha fuerza y según se dice, por lo menos por los consejos de las abuelas, que tal vez no sea bueno para el bebé.

COPYRIGHT © LIDIA M.Y / Foto Por Cortesía: Fotolia
Red de Blogs “GRUPO LM”

No hay comentarios:

Publicar un comentario