martes, 3 de agosto de 2010


¿Qué hacer con esos brillos que molestan estética y personalmente?
Generalmente son las pieles grasas las que tienden a ser brillantes. Hay que diferenciar entre el exceso de sebo (fluído matificante, mascarilla purificante, tónico astringente) y el exceso de humedad. El sebo es la grasa natural de la piel.  Y el exceso de humedad es sudor.

Para controlar el exceso de sebo se debe seguir una buena rutina que controle ese exceso o simplemente tu piel es normal, puede que en la frente se tenga más humedad, simplemente es agua.

Aunque si se tiene una piel grasa o que tiene la tendencia grasa, la presencia de sebo se maximiza. No es sólo humedad: al tacto, en la frente se ilumina una capa pegajosa porque existe ese exceso de sebo. En estos casos se debe tener paciencia: matificar pero no dejar de hidratar.

La piel necesita hidratación para protegerse y mantener su calidad. Se puede cambiar el tratamiento hidratante de crema a fluido, o de fluido a serum hidratante para así probar una textura más ligera que sea más conveniente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario