jueves, 22 de julio de 2010

Un problema del cual padecemos todas las mujeres son los puntos negros en el rostro, por lo general se presentan al rededor de la nariz o de los labios. Este problema puede ser por la alimentación, la falta de líquido, el tipo de piel o hasta por el propio ambiente, que no solo genera estos puntos, también tenemos las manchas, el acné y otros tantos problemas dermatológicos.


A los puntos negros se les conoce como comedones abiertos y son un tipo de acné vulgar. Aparecen por la acumulación excesiva de aceite en las glándulas sebáceas obstruyendo los poros. Esto se produce mayormente por las hormonas la principal causa de la producción de aceite, en general los andrógenos en particular. Un aumento de esta hormona llevara a la formación de puntos negros.
Para combatirlos es importante lavar la cara cuidadosamente al final del día para remover los productos que te apliques y las células muertas que se acumulan en la piel. Es necesario consultar con un dermatólogo para que te recomiende la mejor limpieza y los productos indicados. El estrés también aumenta la producción de aceite de la piel lo que explica porque aparecen los granos cuando estas pasando por momentos de estrés y no duermes bien.

Para eliminarlos puedes tomar una ducha caliente caliente para que el vapor suavice la piel. También puedes poner agua caliente en una fuente y poner tu cara encima para que el vapor cubra tu rostro y poder retirarlos con mayor facilidad. Debes evitar que tu piel se ponga grasosa. Los astringentes ayudan pero lo mejor es seguir una dieta sana y ejercitarte lo suficiente. No es bueno removerlos apretándolos porque puedes dañar la piel alrededor. También evita productos grasosos para la piel. Utiliza un jabón suave al lavar tu cara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario